Posted by : El día del Espectador septiembre 04, 2013



¿Y si descubrieses que tus vecinos, los padres de un amigo o los amables panaderos fuesen en realidad agentes rusos ultrasecretos? ¿Y si hablasen nuestro idioma mejor que nosotros, hiciesen las mismas cosas y llevasen una vida normal? Este es el fascinante punto de partida de una de las series de la temporada pasada: The Americans (FX). Protagonizada por Keri Russel y Matthew Rhys, un matrimonio aparentemente americano y feliz, la serie narra cómo es su día a día como espías soviéticos durante la administración Reagan y los problemas que eso implica para su matrimonio.


Keri Russel y Matthew Rhys son Elizabeth y Philip Jennings
Nada más escuchar la premisa suele activarse una lucecita en nuestra base de datos audiovisuales que dice: ¡Homeland, Homeland, Homeland…! Pero nada más lejos de la realidad, The Americans se centra principalmente en la temática espía, desgrana con mimo el funcionamiento de estas organizaciones ultrasecretas y cómo el gobierno americano las combate. Esto se debe a que su creador, Joseph Weisberg, fue agente de la CIA durante los 90 y se inspiró en un caso real de 2010, cuando el FBI desenmascaró a diez espías rusos que llevaban una vida normal en territorio americano. Reticente a ambientarlo en el presente debido a las delicadas relaciones EEUU-Rusia, optó por una época a la vez fascinante y terrorífica: la Guerra Fría de los años 80 bajo Ronald Reagan.

Las transformaciones de Keri Russel
Pero ¿por qué hay que seguir de cerca a The Americans? En primer lugar por su pareja protagonista. Los personajes de Philip y Elizabeth Jennings son el caramelo que todo actor desearía debido al gran número de capas que tienen, a la posibilidad de ser un personaje distinto en cada episodio, a la combinación de acción y emoción… Es decir, a interpretar básicamente a un personaje de cuya actuación depende su vida. Y a pesar de ser un reto complicado, tanto Rhys como Russel demuestran estar a la altura con creces (por eso sorprende que ninguno haya sido nominado al Emmy). El otro punto que convierte a The Americans en una sorpresa son sus guiones. Por un lado mantienen al espectador en tensión continua y avanzan siempre hacia delante: cada acción tiene consecuencias y no hay marcha atrás (es decir, al igual que en Juego de Tronos, los personajes pueden desaparecer de un plumazo). Pero lo realmente fascinante es la construcción de sus personajes. La mentalidad americana suele ser muy maniquea: es blanco o negro, bueno o malo. Pero aquí todo es gris, todo está mezclado y uno no sabe quienes son los buenos y quienes son los malos. Se supone que Elizabeth y Philip son los buenos, pero el agente del FBI Stan Beeman también nos cae bien, así como la agente doble Nina… Es decir, los malos son los buenos y los buenos son los malos. El espectador se preocupa por todos los personajes por igual, porque al margen de ideologías, todos son personas y cada uno vela por sus seres queridos.


Matthew Rhys siendo persuasivo
Otro de los aspectos más inquietantes e interesantes es la ambientación: el mundo durante los 80, con líderes tan poderosos como Ronald Reagan o Margaret Thatcher y bajo una Guerra Fría en algunos de sus momentos más tensos son el escenario perfecto para desarrollar una historia de espías. Weisberg consigue crear un clima opresivo, aterrador y con un equilibrio muy delicado que puede quebrarse en cualquier momento. Las acciones de cada personaje pueden elevar la tensión entre EEUU y la URSS hasta el punto de pulsar el botón rojo. La maestría de la serie reside pues medir bien las escaladas de tensión, en subir continuamente pero no sobrepasar la línea de la destrucción atómica. Y eso lo hace perfectamente.


The Americans: en la mejor tradición del cine de espías
De momento solo hay una temporada aunque FX la ha renovado para una segunda. Pero para llevar solo trece capítulos es una serie que apunta alto desde el principio y puede cosechar importantes éxitos, a pesar de crecer a la sombra de la multipremiada Homeland. Más de medio año tras su estreno (y éxito) estadounidense, The Americans llega a FOX España el 5 de septiembre con ganas de comerse la parrilla y desde aquí la recomendamos sin dudarlo: de las mejores series de espías que se han hecho.

NOTA: 7,5

{ 1 comentarios... read them below or add one }

  1. Buen post! Mañana comienza la segunda temporada. A ver cómo avanza la cosa ;) Aquí os dejo mi valoración de la primera ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/02/sexpias-de-los-80.html

    Un saludo!

    ResponderEliminar

- Copyright © El Día del Espectador - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -