Posted by : El día del Espectador mayo 01, 2013


DIEGO REAL


Esta semana saltaba una noticia de esas que a mí me gustan. Alguna mente enferma, genial y valiente ha decidido que la genial película Rocky (John G. Avildse, 1975) le faltaba algo. ¿Qué le podría faltar a este genial inicio de una de las mayores sagas del cine? Pues que los personajes canten, que demonios. Así, Alex Timbers (un tipo que tuvo los cojones de adaptar con éxito al off-Broadway la vida de Gutenberg) va a estrenar en febrero de 2014 Rocky Broadway, del que os dejo la web y el avance para que veáis que no solo es cierto si no que pinta bien.

http://rockybroadway.com/

http://www.youtube.com/watch?v=f7-qD7oa1K8

Pues bien, este no ha sido ni el primero ni el último intento de adaptar a un musical una película que jamás pensaríamos ni en los mejores sueños o peores pesadillas (en demasiados casos), que  podrían tener una versión cantable y bailable. No hay Spamalot o Nine que valga. Preparaos para cantar y, sorprenderos con estas adaptaciones.

    •Sonrisas de una noche de verano. Pues sí, alguien decidió que la película del gran Bergman debía ser adaptada a las tablas. A simple vista acojonaría a cualquiera que no se le dieran más datos, ya que las obras el director sueco no es que tengan el despilfarro homo-kitsch y divertido de los grandes musicales. Pero es que detrás  estaba ni más ni menos que Stephen Sondheim, autor de Sweeney Todd o Into the Woods, que además suena como futura adaptación de Disney. El musical se estrenó en 1973 y fue un rotundo éxito que hasta tuvo una versión fílmica protagonizada por Elizabeth Taylor, Dulce Viena (Harold Price, 1977). ¿Para cuándo una versión de El manantial de la doncella?



    •El silencio de los corderos. Para mear y no echar gota. Silence! The Musical es la adaptación de la peli de Jonathan Demme fue llevada a los escenarios del Off-Off-Broadway (teatros aún más pequeños y con obras más gamberras si cabe) en 2005. Pero que nadie se lleve a engaños, este musical es una parodia de su precedente que además ha tenido un gran éxito de crítica y público. De hecho volvió en enero de este año al teatro Elektra de Nueva York. Desde aquí, gracias a sus directores  Jon y Al Kaplan por su irreverencia.  ¿Para cuándo una adaptación de vuestros vídeos The Schwarzenegger Musicals? ¡Queremos el musical de ComMando!



    •Parque Jurásico. Pero tampoco os asustéis demasiado. El grupo de teatro universitario de Lincoln (Nebraska) tuvo la tremenda idea de musicalizar el clásico de Spielberg para su función de fin de curso. Y que queréis que os diga, esta chorrada es una de las cosas más simpáticas y originales que he visto en mucho tiempo pese a su cutrez. Podéis disfrutar de la obra entera en Vimeo (a no ser que se animen a repetirla en teatros).

Parte 1:
http://vimeo.com/15098689
Parte 2:
http://vimeo.com/15099806
Parte 3:
http://vimeo.com/15103017

Incluso podéis disfrutar del making of:
http://vimeo.com/15067512

      •Mujeres al borde de un ataque de nervios. Y es que a veces las apuestas por muy bizarras y originales que sean, no siempre tienen que triunfar. La gran obra maestra de Almodóvar (una de las películas con las que más me he reído en mi vida) y la que supuso el desembarco en Hollywood del manchego, ha sido uno de los mayores fracasos de Broadway. Pese al gran reparto, la buena dirección, la cuidada estética y la supervisión del propio director, la obra no cuajó. Tras varios retrasos, el musical se estrenó bajo tremendas críticas de la crítica (la revista Hollywood Reporter la llamó “gazpacho sin sabor”). El público tampoco acompañó y tuvo que adelantar su final tres semanas antes de lo previsto. Y es que adaptar una peli de Almodóvar sin poner algo de copla, es pecado.


Por cierto, dejo un corto musical de nuestro "director más internacional" que realizó para La edad de oro:


     •Carrie. Ahora que nos van a dar el coñazo con el remake (que por cierto, pinta fatal ya que nadie se cree que Chloë Garce Moretz sufra mucho bullying) toca recordar que en 1988, Michael Gore (apellido cojonudo) realizó uno de los mayores fracasos de la Historia de Broadway ya que con tan solo cinco funciones se canceló la obra. Pese a todo ha tenido alguna que otra representación en años posteriores y este año, como no, van a volver a aprovechar el tirón para reestrenarla.


     •Xanadú. Uno de mis ¿inconfesables? musicales favoritos también pasó por Broadway y con éxito. La película de 1980 dirigida por Robert Greenwald y que remakeaba Down to Earth, es un fenómeno de culto debido a su estética gay y kitsch, a Olivia Newton-John y a la banda sonora de la ELO. En 2007, Xanadú dio el salto siendo autoconsciente de su categoría. Y es que ahora nadie se resiste a ir “al lugar donde nadie se atrevió a ir”.


Pero hay muchos más musicales bizarros basados en películas. ¿Sabías que una de las películas porno más conocidas tiene musical? ¿O que El club de la lucha lleva años en negociaciones para ser llevada a Broadway?

Este y muchos más temas, en la segunda parte.


PD: Sería  imposible no incluir en esta lista Evil Dead: el musical, al que os animo a ir de cabeza al Nuevo Teatro Alcalá porque os lo vais a pasar piruleta y os vais a ir a casa  llenos de sangre y descojonados.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © El Día del Espectador - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -