Posted by : El día del Espectador marzo 01, 2013


DIEGO REAL

Tras un breve periodo de tiempo en el que os he dejado huérfanos de mis tontunas , hoy vuelvo a la carga debido a que la semana que viene se estrena una de las películas que con más ansias quiero ver. Me estoy refiriendo a la versión Disney /Raimi de el mundo del mundo de Oz en : Oz, un mundo de fantasía.

Pero si alguien no lo sabe, que alguien habrá, esta no es ni mucho menos la última incursión al cine de este “mundo de fantasía”. Hoy hablaré de la bizarra Oz, un mundo fantástico.

Walter Munch, borracho de éxito
Esta película es la “verdadera secuela” del clásico El mago de Oz. Bueno, en realidad es su secuela extraoficial. El mago de Oz original, el de la MGM, tienen una secuela oficial en forma de película animada llamada Regreso al maravilloso mundo de Oz (1974) y que además cuenta en su reparto vocal con Liza Minelli, hija de Garland, en el papel de Dorothy. Pero, es que esta saga literaria es muy golosa y la megalomanía de los buenos de Disney no es nueva  por lo que no tardaron en hacerse con los derechos de las obras de L. Frank Baum. El objetivo era rodar las novelas Oz: El país de Oz y Ozma de Oz, y se embarcaron en un proyecto que además tenía el beneplácito de...¡George Lucas! La tarea de encontrar a un director que iniciase una nueva saga y que hiciese olvidar la, por otra parte, maravillosa The Wiz (Lumet, ¿qué hacías aquí? era difícil, pero por allí apareció el editor de imagen y sonido Walter Munch, colega de Lucas con el que colaboró en THX 1138 y American Graffiti (el amigo Munch es toda una celebridad llegando a lograr Oscars por Apocalypse Now y El Paciente Inglés). Munch hizo así su única (y fabulosa) incursión como director,a no ser que tengamos en cuenta que también ha dirigido un episodio de Star Wars: Las Guerras Clon.

Pues bien, en 1985 se estrenó la película que nos atañe, llamada en su versión original Return to Oz (no se a quién le ha dado por poner las referencias a la fantasía en los títulos). Oz, un mundo fantástico llama la atención desde el principio por si su estética macabra y enfermiza muy similar a la de  Todd McFarlane. Y es que aquí no hay un ápice del buenrollismo homo-camp del clásico de Victor Fleming (aunque no fue él único director, todo hay que decirlo) ni estará la simpática y chatunguera Judy Garland cantado Over the rainbow. Esta película es siniestra, malrollista y por tanto, maravillosa. Y es que estamos ante una de las cintas que más marcó/traumatizó mi infancia.

Los efectos alucinógenos en una niña humilde de Kansas
Y es que atención al inicio: Dorothy se encuentra en un psiquiátrico a punto de recibir electroshock cuando encuentra la manera de huir. Lógicamente termina en el extraño mundo que ya visitó. Pero Oz, ya no es la que era. La ciudad está destruida y sus habitantes se han convertido en piedra por culpa del hechizo de la nueva líder tiránica: la bruja Mombi, señora que se dedica a coleccionar cabezas de bellas jóvenes. A partir de aquí se suceden los personajes y situaciones más extrañas. Totó, el Hombre de Hojalata, el Espantapájaros y el León Cobarde dan paso a la gallina parlante Billina, el obeso robot Tik-Tok, la calabaza Jack y el sofá-alce volador Gump.

La inspiración de Tim Burton para el protagonista de Pesadilla antes de navidad
Rodadores, doncellas decapitadas, piedras parlantes, árboles de sándwiches…Como veis ya no hay un ápice de cordura en esta tierra, y este cambio siniestro le sienta de maravilla. Me parece incomprensible el hostiazo que se pegó y cómo Disney no se ha visto con fuerzas para volver a impulsar la saga antes. Y es que,  la única relación aparente de la compañía del ratón con la obra de Baum se ha visto relegada a una atracción de sus parques de atracciones (una mísera maqueta en un paseo en barquita). No quiero desvelar mucho de esta obra maestra que poco o nada tiene que envidar a Cristal Oscuro o Dentro del Laberinto. Espero que la peli de Raimi nos vuelva a guiar por el camino de baldosas amarillas.





{ 2 comentarios... read them below or Comment }

  1. El hombre de hojalata, el león y espantapajaros se reunen con Dorothy en el return de Oz , una de mis películas favoritas

    ResponderEliminar
  2. esta es la mejor pel'icula de mi infancia con diferencia...la tengo en vhs

    ResponderEliminar

- Copyright © El Día del Espectador - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -